-

:·:·:·:·:·:·:·:·: :·:·:·¿Cuál de todas tus personalidades prevalece cuando estás en soledad?:·:·:·:·:·: :·:·:·:·:·:·:·:·:
-·-

3.21.2007

PASTELES ATASCADOS* - Children of Men

Children of Men (2006)

(según la ve Ramiro de Abecedarios)

Parece que se vino la Segunda Revolución Mexicana mediática después del Chavo y el Chapulín Colorado. Ahora los directores de cine de ese país están de moda. Claro que a los argentinos eso nos llena de envidia. Ellos tan cerca geográficamente de Hollywood y nosotros en el culo del mundo. Igual que España, que está metido en Europa cuando nosotros lo merecemos largamente mucho más que ellos.

Pero me fui de tema.

Del mismo director de Y Tu mamá también llega ahora (ya parezco un locutor de radio) la película Children of Men. Al igual que su compatriota director de Babel, de apellido impronunciable (que tendría que formar un club con Rene “comosellame”), viene con mayor presupuesto y actores internacionales. Claro, ¡y que los latinos revienten! ¿no?

Aparecen Clive Owen, Julianne Moore, Michael Caine. Digamos que el mexicano debió estar chocho.

Cuando juntó a esos actores de grueso calibre (bueno, OK, tampoco exageremos) dijo “¡uy! ¡todavía no tengo la película!” y se puso a buscar ideas por todos lados. Encontró una libretita en la que anota ideas sueltas en su mesita de luz. A veces en medio de la noche se despierta y anota un sueño medio fantasioso que tuvo (usa un marcador fluorescente para poder ver en la oscuridad lo que escribe). Se puso a hojearla. Apareció una idea piola: Un mundo futurista caótico en el cual no nace más gente y existe un chico que es “La Persona Más Joven del Mundo”. La idea es buena porque el concepto de LPMJDM es algo imposible en el mundo de hoy en día. No debe haber título más efímero y absurdo (guiño guiño) en este planeta en el que cada treinta milisegundos nace un chico (que casi seguro es chino).

El mexicano Cuarón dijo: ¡eureka! Y se puso a trabajar en la película basándose en esa idea genial. Ideas como esa son las que nos obligan a decir “¡Genio!”.

Pero claro, con tanto reportaje, tanta estrella reclutada (seguimos inflando egos gratis) y tanto efecto visual para que todo parezca polvoriento y semiapocalíptico, ¿a quién le queda tiempo para pensar en más ideas? ¿quién puede sentarse a pensar un argumento grosso que sustente ese pensamiento durante una hora y cuarenta y cuatro minutos? Lo mejor que pintó en una tarde de fumata fue que aparezca una mina embarazada entre todo el kilombo, y... ver qué onda con eso.

Claro que nunca le terminaron de encontrar la vuelta y siguieron filmando escena tras escena mientras trataban de leer blogs de guionistas sin trabajo o ver dibujitos animados para tratar de inspirarse y darle una vuelta más de tuerca.

Pero no... el tiempo se agotó y el presupuesto también. Hubo que cerrar la peli porque Julianne tenía un compromiso previamente establecido para filmar con Tom Hanks y no pudo quedarse más tiempo. Clive Owen ya no daba más por irse al set de filmación con la bella Mónica Belucci, y bueno... así es la vida en el cine: nada es del todo cierto.

La sensación de vacío nos queda a todos de principio a fin. A todos menos al director mexicano que seguramente ahora está dándose baños de inmersión con el mejor Tequila de todo México. O quizás sea como la canción de León Gieco que decía “y ese señor del auto ya no viene por Corrientes, porque dice que es suficiente el dinero que ganoooooooooo”.

***Nota para Freaks***: Me tranquiliza que en el 2027 todavía se escuchen temas como Ruby Tuesday de los Stones.

* Nuestro colaborador, Ramiro, me mandó como 4 reseñas más, pero ando atrasada + rotando secciones. Sepan disculpar las molestias ocasionadas...


3 comentarios:

gen71 dijo...

Me parece poco probable la imágen de Cuarón anotando ideas en su libretita en medio de la noche; en todo caso se habrá puesto a repasar el libro de P. D. James del mismo nombre...
Permitime Ramiro, discrepar con tu opinión.
Yo me fuí del cine con la sensación de haber visto una muy buena película, desde la idea primigenia, pasando por el guión hasta la realización de estos en imágenes.
Creo que Cuarón se despega de su coterráneo Iñarraturretutirrurelu (como corchos se diga) quien si está repitiendo en Babel la excelente idea (fragmentada pero excelentemente montada) de Amores Perros; solo que ahora con la palmada en el lomo de Hollywood.
Por lo menos, así lo veo yo.
Saludetes.

Ramiro dijo...

gen71, claro que le permito. Si para elegir se han hecho los colores.

Yo creo que después de la idea, estaba esperando algo más. Salvando las distancias, me hizo acordar al fugitivo de Harrison Ford Escort, que se fuga, se fuga y se fuga....

También me hizo acordar al recital de Cyndi Lauper en Baires, que tenía todo para ser el mejor del mundo, pero en el medio del mismo empezó con los temas de su último album cuando todos querían sus viejos y nunca escuchados hits.

Bueno, quizá eso no tenía nada que ver, pero quería contarlo.

cerebro magnético dijo...

Coincido con gen71, yo me fui del cine con la sensación de haber visto una muy buena película.
Creo que el eje del film está más en el vértigo de su transcurrir que en la trama.
En todo caso, el tema del último niño es una excusa para dar una visión del futuro, de su gente y su mundo.
Yo la fui a ver al cine hace rato y la recomiendo en pantalla grande. No creo que la intensidad de las escenas de la primera huida en auto ni la de la entrada al edificio sobrevivan indemnes al formato televisor.